HUMANIDAD EN EDUCACIÓN


Antiguo grabado de un educador griego.

"Todos somos educadores y la calidad de la educación la tendremos que mejorar entre todos".

*Texto enviado al I Congreso Iberoamericano y IV Nacional por una Educación de Calidad, en Cartagena de Indias, 26 de octubre de 2011.

Categorias:

31 DE FEBRERO Y OTROS BISIESTOS

 

Freua                           Alfred Hitchcock

Una doncella se purifica en Februa (Februatio),             Alfred Hitchcock.
Festival romano de la purificación.

Ese 31 de febrero ya era de por sí un día bisiesto, época hermanada por muchos a sucesos oscuros o pocos frecuentes y Alfred Hitchcock se aseguró de atrapar todo el vivir colectivo en esa fecha tan extraña: Un hombre bajo sospecha de haber asesinado a su esposa era atormentado para hacerle confesar. El calendario de su escritorio reiteradamente regresaba al día 4 de febrero, fecha del asesinato de su esposa, hasta que inesperadamente el almanaque cambió al insólito día 31 de febrero.

EN EL MES DEL DIOS QUE PUEDE INICIAR O ACABARLO TODO

Dios Jano

Jano, en el Museo Gregoriano Etrusco de El Vaticano.

Jano, dios romano de los comienzos y los finales —tiene dos rostros mirando a extremos opuestos—, de cuyo nombre derivó Ianuarius, Janeiro, Janero y finalmente Enero, no sólo era invocado como protector el primer día de enero —especialmente desde los años setecientos a.C.—, sino que además se le atribuía la invención del dinero, las leyes y la agricultura, tal vez, los tres asuntos que más han enfrentado a los seres humanos y esto debería ser suficiente para comprender la asociación de Jano con la guerra: se le invocaba al comenzar una batalla y durante ella las puertas de su templo en Roma permanecían abiertas, mientras que en tiempos de paz permanecían cerradas. En este nuevo mes de Jano, en medio de tantos conflictos a causa de los desastres financieros, las injusticias y el hambre, ¿cómo interpretar el rostro de quien puede iniciar o acabarlo todo?

DERECHOS PARA ELLAS DENTRO DE MÁS DE “MIL Y UNA NOCHES”


El sultán conmuta la pena de Scherezade


Consterna que niñas afganas sean vendidas en matrimonio y luego se suiciden quemándose vivas; que a una mujer islámica violada se le encarcele por “participar” —en esa violación— de un “adulterio” y le exijan casarse con su violador. Crispa que en Jerusalén haya líneas de autobuses judíos que obligan a las mujeres a ir en la parte trasera y barrios ortodoxos donde deben caminar por una acera distinta a la de los hombres o les prohíban sentarse junto a ellos. Esta segregación no está decretada en los textos sagrados, incluidos los del catolicismo que no admite mujeres en su clero. En casi todas las sociedades que conocemos ellas están en franca desventaja porque la lucha por el poder implanta relativismos culturales que las designan como “inferiores” para mantenerlas subyugadas, sometidas.

AGUAS PARA VIVIR, AGUAS PARA MORIR


La riada de Santa Teresa, de Gustave Doré

La ONU no había teminado de anunciar por completo que ya éramos 7.000 millones de habitantes en la tierra cuando la FAO advirtió que era urgente aumentar la producción agrícola mundial —en cerca de un 70%—  para asegurar en el corto y mediano plazo la alimentación de todos, además, previniendo que el agua sería el principal obstáculo, sobre todo en países subsaharianos y americanos. Leer estas noticias en una región como Colombia, que en estos momentos despedaza la lluvia, la inundación, más que una ironía, es una muestra atroz de lo paradojal que pueden volver los seres humanos a la vida humana misma.

LA DIGNIDAD COMO COARTADA


Juicio del Rey Salomón sobre un niño

El tema del aborto es difícil porque tiene además hondas implicaciones éticas y filosóficas. Donde no existen teocracias este no debería ser un debate religioso como tampoco debe ser cuestión de una minoría de parlamentarios o magistrados que decreta para toda una sociedad un “sí” o un “no”. Este debate con tantos alcances debería darse, apropiadamente, en todos los sectores posibles de la sociedad.

DE LA PÉRDIDA

        

Günter Grass                             Federico Nietzsche

Es cierto que el mundo cambió definitivamente el 11 de septiembre de 2001, pero quizás lo sea porque ese día todos perdimos, tal vez para siempre, mucho de lo que hasta entonces nos hacía sentir como seres humanos invulnerables. El Premio Nobel Günter Grass y Federico Nietzsche podrían regalarnos algo de luz en este nuevo y desapacible caminar que lleva diez años.

TEMIENDO A LOS IDUS DE AGOSTO


El asesinato de Julio Cesar

Según Plutarco, Julio César había recibido de un augur la advertencia de que sería asesinado en pleno Idus de marzo, el 15 de ese mes del año 44 a.C. Ese día, camino al Senado de Roma, Julio Cesar llamó al adivino y con gesto burlón le dijo: «Los Idus de marzo han llegado». El augur le respondió: «Sí, pero no han terminado».

EL NUEVO HUMANISTA DEBE SER UN INSPIRADOR

  
Académico Juan Mendoza Vega


Si el nuevo partidario de lo humano o nuevo humanista es capaz de enseñar ese postulado del doctor Mendoza Vega en griego o en latín no estaría mal, si los demás le logran entender, porque lo primordial es que logre comunicarlo efectivamente, porque un nuevo partidario de lo humano o nuevo humanista es sinónimo de buen educador —como Mendoza Vega—, no de predicador ni de ideólogo; un nuevo partidario de lo humano es más bien un equivalente a inspirador.

Categorias:

16 DE JUNIO

                
            Primera edición de Ulises, de Joyce              Monumento a Joyce, Dublin

Las personas más cercanas me han oído decir que no deja de desconcertarme que, casi siempre, me encuentre viajando fuera de casa el día de mi cumpleaños, el 16 de junio. Y fue, precisamente, en uno de esos viajes a Europa, que coincidió con un 16 de junio, cuando me topé por primera vez con el Ulises de James Joyce, el libro que narra la odisea —el viaje— del agente de publicidad Leopold Bloom por las calles de Dublín el día 16 de junio de 1904. Hoy, de nuevo un 16 de junio, no deja de desconcertarme, además, la curiosa conexión entre Odiseo, Odisea, 16 de junio y James Joyce

Páginas

Suscribirse a Hernán Urbina Joiro RSS