EDUCAR PARA "LA POLIS"

La Conferencia Latinoamericana de Educación Superior que se reunió en Cartagena llevará sus planes decenales a Europa, por donde hace mucho superaron los lastres que aquí impiden decidir los asuntos definitivos e interesarse vivamente en la administración pública, en "la polis" al decir de los griegos, y no seguir siendo –por desinteresados en "la polis"– lo que ellos denominaban: idiotés. En esto hay poco para enseñarles a los europeos, que cuentan con una herramienta educativa inestimable, y que bien podrían traerse nuestros ministros en la maleta.

LÓPEZ, EL VALLENATO

Hernán Urbina Joiro y Alfonso López Michelsen
Hernán Urbina Joiro y Alfonso López Michelsen en Bogotá en 2004.

Al final de un homenaje en Valledupar en los años 90, el doctor López afirmó que intentaba adivinar entre la multitud de mujeres vallenatas el rostro de su abuela. Su pasión por lo vallenato daba la impresión de que allí buscaba cierto remedio para esa orfandad que se advierte en su frase, orfandad que alguna vez también le atribuyó a su propio padre.

PRESENTACIÓN DE "ENTRE LAS HUELLAS DE LA INDIA CATALINA"

Hernán Urbina Joiro y Vicente Martínez Emiliani

El Presidente de la Academia de la Historia de Cartagena, Vicente Martínez Emiliani (der.), felicita al médico y escritor Hernán Urbina Joiro tras la presentación del libro "Entre las huellas de la India Catalina" en la sede de la Academia, el 10 de agosto de 2006 en la sede de la Academia de la Historia de Cartagena.

Etiquetas:

"ENTRE LAS HUELLAS DE LA INDIA CATALINA"

Entre las huellas de la India Catalina
Entre las huellas de la India Catalina
Academia de la Historia de Cartagena de Indias. 2006.
182 páginas. ISBN 958-33-9388-6.
© Hernán Urbina Joiro.

EL VALLENATO PASÓ DE VIVIR AVENTURAS A LA AVENTURA DE VIVIR

Hernán Urbina Joiro y William Ospina
Conversación de Hernán Urbina Joiro con William Ospina en Bogotá, 2005.

Hay una copa sobre la antología de poemas William Ospina 1974-2004. Con William recordamos a Milton, para quien los poetas épicos beben agua y los líricos, además, beben vino; lo que, en verdad, figura que se prueban fuentes distintas para llegar a lugares diferentes en la poética. Sonaron canciones de Abel Antonio Villa, El Testamento de Escalona. Después se oyó Fantasía, de Rosendo Romero:

Ese que escribe versos repletos de verano estando en primavera, ese soy yo...

LA GRAN HISTORIADORA DE CARTAGENA QUIERE VOLVER

Hernán Urbina Joiro con María del Carmen Gómez en Sevilla, 2004.

Hernán Urbina Joiro con María del Carmen Gómez, en Sevilla, en 2004.

Difícil evadir aquella perturbación rumbo al hogar de María del Carmen Gómez. Un profano consiguió cita con la mujer que a sus 22 años había puesto proa entre millones de documentos del Archivo General de Indias para escribir el hasta ahora más riguroso libro sobre la época de Pedro de Heredia. No había nada que hacer. Allí, en la calle Fernando Villalón, frente al piso de la actual subdirectora del departamento de Historia de América de una Universidad que acaba de cumplir 500 años, sólo quedaba resignarse a la suerte de los condenados y luego timbrar.

LÍRICA VALLENATA

Lírica Vallenata, de Hernán Urbina Joiro

Lírica Vallenata
© Hernán Urbina Joiro.
(Convenio Andrés Bello, 2003).

INGRESO A LA ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CARTAGENA EN 2003

Hernán Urbina Joiro y Vicente Martínez Emiliani
Hernán Urbina Joiro recibe el diploma de manos del Presidente de la Academia,
Vicente Martínez Emiliani

PERIODISMO Y LITERATURA

Hernán  Urbina Joiro y Manuel Zapata Olivella.
Hernán Urbina Joiro con Manuel Zapata Olivella, su maestro en literatura y periodismo.

El jueves pasado dije en la Universidad de Cartagena que el periodismo es un género literario. El redactor de una noticia, en verdad, hace una representación de la realidad, muestra su punto de vista, y allí entran en juego la subjetividad como la creación de quien redacta. Siempre habrá en el periodismo algún grado de subjetividad, que no tiene que ser, forzosamente, malo o nocivo: lo literario es más cercano a la belleza y a lo estético, que a la mezquindad o al fiasco.
 

Páginas

Suscribirse a Hernán Urbina Joiro RSS