Opinión

HAITÍ MISMA DEBERÁ REFUNDARSE CANTANDO SUS DESGRACIAS PASADAS

Orfeo
Orfeo convence con música a Plutón para que devuelva
a la vida a su amada
Eurícide (Grabado antiguo).

Desde mucho antes del 12 de enero Haití vivía en la desgracia: según el BID, el 80% de la población sobrevivía con menos de un dólar al día —dólar que prácticamente provenía de ayuda internacional o de remesas de emigrantes—; la esperanza de vida era de 51 años; cerca de 30.000 adultos y niños morían al año por SIDA; a diario morían 80 niños menores de un año por cada 1.000 nacidos vivos; más de la mitad de las mujeres haitianas adultas no sabían leer ni escribir; de acuerdo a UNICEF, tan sólo la mitad de los niños y niñas recibían educación escolar primaria y apenas el 2% terminaba el ciclo escolar secundario. Igual, como Estado, Haití no había podido salir de la indigencia política y judicial que la asolaba desde tiempos de François Duvalier. El terremoto de la semana pasada vino a triturar, de modo cruel, lo que venía enfermo de muerte desde hace mucho tiempo atrás. 

MUY CERCA DE UN INFIERNO

Calentamiento Global

Aún resuenan las tristes voces soltadas en Copenhague que se limitaron, en principio, a prometer metas para reducir las emisiones de CO2, todas muy parciales, desde el vergonzoso 17 por ciento de los Estados Unidos hasta el insuficiente 20 por ciento de la Unión Europea —que al final, ni siquiera se atrevieron a volver a proponerlas—, todas para intentar que la temperatura promedio del planeta no suba más de dos grados en los siguientes diez o veinte años, lo que por sí sólo también seguirá devastando al mundo.

NO ES SUFICIENTE

El tabaco contiene miles de sustancias nocivas y quienes son obligados a respirarlas pasivamente también corren riesgos significativos —al menos un 20 %— para desarrollar diversos tipos de cánceres y graves trastornos en la salud. En el caso colombiano, impresiona el promedio de muertes relacionadas con el tabaquismo y dadas a conocer por el Gobierno Nacional: 64 al día, cifra mayor a las informadas en 2008 a causa de la violencia: 42 personas diarias.

Categorias:

EL MUNDO TIENE FIEBRE

La peste según Marcello
La peste negra, según Marcello

A la calentura de las bolsas y centros financieros enfermizos del mundo se suma la fiebre generada por el virus de la gripe AH1N1, que desde México ha saltado de país en país, entre seres humanos que parecen seguir mirando al dedo y no al astro cuando les señalan la Luna.

HUMANIDAD EN EDUCACIÓN


Antiguo grabado de un educador griego.

"Todos somos educadores y la calidad de la educación la tendremos que mejorar entre todos".

*Texto enviado al I Congreso Iberoamericano y IV Nacional por una Educación de Calidad, en Cartagena de Indias, 26 de octubre de 2011.

Categorias:

EN EL MES DEL DIOS QUE PUEDE INICIAR O ACABARLO TODO

Dios Jano

Jano, en el Museo Gregoriano Etrusco de El Vaticano.

Jano, dios romano de los comienzos y los finales —tiene dos rostros mirando a extremos opuestos—, de cuyo nombre derivó Ianuarius, Janeiro, Janero y finalmente Enero, no sólo era invocado como protector el primer día de enero —especialmente desde los años setecientos a.C.—, sino que además se le atribuía la invención del dinero, las leyes y la agricultura, tal vez, los tres asuntos que más han enfrentado a los seres humanos y esto debería ser suficiente para comprender la asociación de Jano con la guerra: se le invocaba al comenzar una batalla y durante ella las puertas de su templo en Roma permanecían abiertas, mientras que en tiempos de paz permanecían cerradas. En este nuevo mes de Jano, en medio de tantos conflictos a causa de los desastres financieros, las injusticias y el hambre, ¿cómo interpretar el rostro de quien puede iniciar o acabarlo todo?

DERECHOS PARA ELLAS DENTRO DE MÁS DE “MIL Y UNA NOCHES”


El sultán conmuta la pena de Scherezade


Consterna que niñas afganas sean vendidas en matrimonio y luego se suiciden quemándose vivas; que a una mujer islámica violada se le encarcele por “participar” —en esa violación— de un “adulterio” y le exijan casarse con su violador. Crispa que en Jerusalén haya líneas de autobuses judíos que obligan a las mujeres a ir en la parte trasera y barrios ortodoxos donde deben caminar por una acera distinta a la de los hombres o les prohíban sentarse junto a ellos. Esta segregación no está decretada en los textos sagrados, incluidos los del catolicismo que no admite mujeres en su clero. En casi todas las sociedades que conocemos ellas están en franca desventaja porque la lucha por el poder implanta relativismos culturales que las designan como “inferiores” para mantenerlas subyugadas, sometidas.

TEMIENDO A LOS IDUS DE AGOSTO


El asesinato de Julio Cesar

Según Plutarco, Julio César había recibido de un augur la advertencia de que sería asesinado en pleno Idus de marzo, el 15 de ese mes del año 44 a.C. Ese día, camino al Senado de Roma, Julio Cesar llamó al adivino y con gesto burlón le dijo: «Los Idus de marzo han llegado». El augur le respondió: «Sí, pero no han terminado».

FOUCAULT, QUEVEDO Y LA MALA SALUD DE LA SALUD EN COLOMBIA

Michel Foucault                                         Francisco Quevedo
Michel Foucault                                                        Francisco Quevedo

El sistema de salud colombiano hoy obliga a pensar con mayor hondura al tiempo que ha vuelto objeto de triste burla a los profesionales del sector.

Fue Michel Foucault en su Vida de hombres infames quien señaló que desde el siglo XVIII la medicina empezó a jugar un papel decisivo para vigilar y gobernar a los pueblos, poniendo con ello de presente el temible poder que asumían las directivas de la sanidad en un país. Señalaba, pues, Foucault los inicios modernos del uso de la salubridad y de sus largos hilos para manipular y hacer política a favor de los gobiernos y los regímenes.

REGRESANDO A IMÁGENES LOS VERSOS

Camara Redone

Tal vez, sería más preciso decir: Regresando los versos a “otras” imágenes, si reparamos en que los versos surgen de una imagen previa, surgen de eso que se visualiza en la mente, aunque eso mismo sea dominado por un olor o un sonido o una sensación. Pero el punto es que ese verso luego puede tener, incluso, para el mismo autor, nuevas lecturas —pueden leérsele otras imágenes— y ya no digamos qué cosas puede leer el público, que deconstruye el poema y lo arma como quiera en su cabeza.

Páginas

Suscribirse a RSS - Opinión