Escritor

LO SINIESTRO, LA ENVIDIA Y LA SONRISA


Foto de Sigmund Freud de Wikimedia Commons)

 

Por: Hernán Urbina Joiro
Revista Humanidad Ahora. N° 8. Año 2. (Octubre-Diciembre de 2016)
Publicación trimestral

De las motivaciones de lo siniestro, el mal y la sonrisa. Visiones sobre la  derrota del miedo a no redimirse, que es lo que realmente encarna el que envidia.

Video YouTube: 
Embedded thumbnail for LO SINIESTRO, LA ENVIDIA Y LA SONRISA

Lo siniestro y el mal

Las palabras siniestro y mal se volvieron sinónimas, lo que no eran en sus sentidos originales, como consignan Corominas y Pascual, que afirman que siniestro indicaba: «opuesto» o «izquierdo» —no necesariamente maléfico o funesto. Pero es un hecho que hoy la imagen que nos evoca la expresión siniestro es la de algo desagradable, punible, como describe Ferrater Mora que es la adjetivación de la palabra mal

ENTREVISTA PARA "HUMANIDAD AHORA": La pasmosa historia de la reclusa Paola Maldonado

«Necesitaban resultados, como sea, y por eso estoy aquí»: Paola Maldonado.

Revista Humanidad Ahora, número 7, 2016.

(Foto Humanidad Ahora)

La pasmosa historia de una joven madre, cabeza de familia, condenada a 18 años tras un controversial proceso en el que ya se han retractado sus tres acusadoras centrales, pero aún continúa tras las rejas. Pese a ser informada de que era de nuevo señalada por Paola Maldonado en un medio de comunicación, la Fundación Renacer se excusó de participar en esta entrevista, argumentando, nuevamente, no ser contraparte en esta causa. Las enormes y muy preocupantes dudas que deja la versión de Paola Maldonado invitan a una profunda y vigilante revisión de este caso, que cursa su última instancia en la Corte Suprema de Justicia de Colombia.

Por: Hernán Urbina Joiro

ENSAYO EN "HUMANIDAD AHORA": Humanidad en las cárceles

En: Revista Humanidad Ahora, número 7, 2016. https://humanidadahora.org/78-ensayo-humanidad-en-las-carceles

Los esfuerzos por humanizar el sistema carcelario deben empezar antes de la llegada de los seres humanos a los centros de detención, antes de que el individuo sufra los estragos de la inequidad, la pobreza y los desarreglos emocionales tempranos que mayoritariamente llevan a la cárcel y, por supuesto, antes de que se degrade, en casi todos los sentidos, en las peores condiciones que hoy ofrecen los centros de detención intramural.

Páginas

Suscribirse a RSS - Escritor